La nueva cara de Pronovias es la modelo de tallas grandes Ashley Graham

Ashley Graham está empujando los límites del tamaño en la industria de las bodas

Ashley Graham, top model y empresaria, se ha convertido recientemente en el nuevo rostro de Pronovias. El mundo de las bodas también está cambiando. ¿Ha llegado el momento de considerar otras tallas además de la cero? Piénsalo.

«Cuando buscaba mi vestido de novia, me costó mucho encontrar el adecuado para mí. Incluso cuando encontré el vestido adecuado, no era de mi talla y no lo iban a tener listo para el día de mi boda». Así recuerda Ashley la difícil búsqueda de su vestido, una misión importante para casi todas las novias que se complica cuando se superan las tallas habituales en las firmas nupciales. «En ese momento tenía una talla 48, y no tuve más remedio que comprar una 42 y añadir un trozo de tela en la espalda para arreglarla. Me sentí rellena por delante y por detrás, y no era el vestido que hubiera querido», recuerda la modelo, ahora embarazada de su primer hijo.

Para colmo, Ashley llevaba planeando su boda desde los 18 años. «Quería que todo fuera perfecto», dice. Y eso apareció su vestido: «Siempre había soñado con casarme con un precioso vestido blanco». Pero este sueño acabó convirtiéndose en una pesadilla.

La industria nupcial está atendiendo a las necesidades de las novias de talla grande ofreciendo más opciones en términos de tamaño y diseño. Pero aún queda mucho camino por recorrer.

La experiencia de esta joven no es extraña entre las novias de tallas grandes que buscan un vestido que se adapte bien a su cuerpo o que simplemente les haga sentirse cómodas, sobre todo porque muchas tiendas no tienen una gran selección de tallas por encima de la 44 (que corresponde aproximadamente a la talla 16 de EE.UU.).

Ashley Graham es uno de los grandes nombres de la moda. Ha sido portada de revistas como Glamour, Elle y Vogue, y ha protagonizado campañas para marcas como H&M y Lane Bryant. Pero cuando llegó el momento de encontrar su vestido de novia, no fue capaz de encontrarlo fácilmente algo que se ajustara a su estilo, tamaño y presupuesto.

Así recuerda Ashley la difícil búsqueda de su vestido, una misión importante para casi todas las novias que se complica cuando se superan las tallas habituales en las firmas nupciales.

Ashley Graham se involucra en el mundo de las bodas para ayudar a las novias a sentirse guapas sin importar su talla

Ahora, embarazada de su primer hijo, Ashley muestra su creciente barriga en bikini en Instagram. La modelo se ha convertido en una de las portavoces más populares de la diversidad corporal gracias a sus campañas para marcas como Lane Bryant y Aerie.

Ashley Graham finalmente encontró el vestido de novia que quería (sí, es su talla)

PRONOVIAS es una colección femenina y sexy confeccionada con tejidos de la más alta calidad, con una amplia gama de siluetas y detalles que se adaptan al cuerpo de cada mujer.

https://www.pronovias.com/es/vestidos-novia/collections/ashleygraham-x-pronovias

Las firmas nupciales deben replantearse el marketing para las mujeres con curvas

Deja una respuesta