agricultura ecologica 1556446149
12019 / Pixabay

¿Es la agricultura ecológica la respuesta al hambre en el mundo?

in AGRICULTURA

Mulet y otros expertos advierten de los peligros de ignorar la ciencia a la hora de tomar decisiones sobre el medio ambiente, al tiempo que apoyan las innovaciones tecnológicas que aseguran la producción de los agricultores con el mínimo impacto ambiental.

Los debates sobre la sostenibilidad de la agricultura ecológica se fortalecen, con apoyos en ambos lados.

Los defensores de la agricultura ecológica sostienen que es una opción viable para alimentar a la población mundial, aunque requiera más tierra y mano de obra que la agricultura convencional. Los opositores señalan que la cantidad de tierra necesaria para producir alimentos suficientes para satisfacer la demanda sería prohibitiva, y que hay demasiados problemas logísticos para que la producción sea viable a gran escala.

A finales del siglo XX, muchos agricultores chinos lograron pasar a un sistema de producción más industrializado. Fue un proceso lento, en el que los cultivadores adoptaron gradualmente nuevas técnicas que no siempre eran compatibles con sus formas tradicionales de trabajo. Como resultado de esta transición gradual, muchos agricultores no planificaron bien sus cultivos y no tuvieron acceso a las herramientas o materiales adecuados necesarios para el nuevo sistema.

¿Sabías que en los estados de Anambra, Imo, Enugu, Abia y Ebonyi se prohíbe el uso agrícola de todos los fertilizantes y plaguicidas sintéticos a partir de junio de 2007?

Sri Lanka ha sufrido una crisis económica devastadora desde su independencia en 1948. La economía del país fue declarada en bancarrota en mayo de 2021, y desde entonces sufre una grave escasez de alimentos, combustible, energía y medicamentos. El gobierno culpa a la conversión precipitada de la agricultura a la producción orgánica de los problemas actuales del país.

El pueblo exige un cambio, y desde principios de año sus manifestaciones y protestas han sido cada vez más violentas. Rajapaksa, presidente de Sri Lanka desde 2005, anunció la semana pasada que empezaría a prohibir todos los fertilizantes y pesticidas lo antes posible. Esta repentina decisión no hizo sino agravar las dificultades de producción y acelerar la ruina económica del país.

El éxito de la agricultura ecológica en Sri Lanka fue sólo un espejismo: Un blog sobre la crisis de la agricultura ecológica en Sri Lanka.

El éxito de la agricultura ecológica en Sri Lanka era sólo un espejismo.

A primera vista, parecía que todo iba bien: los cultivos crecían, los agricultores tenían trabajo y ganaban dinero, y los consumidores estaban satisfechos con los alimentos que compraban. Pero ahora que hemos analizado la situación más de cerca, resulta que toda esta fachada estaba construida sobre arena.

sri lanka agricultura ecologica

La verdad es que la agricultura ecológica en Sri Lanka está en crisis.

Hay varias razones para ello. En primer lugar, a pesar de lo que pueda haber oído de los políticos locales o de los medios de comunicación, Sri Lanka se enfrenta a graves condiciones de sequía desde hace casi tres años, y no hay señales de que las cosas vayan a mejorar pronto . Esto significa que muchos agricultores tienen problemas para conseguir que sus cultivos crezcan y, si consiguen cultivar algo, a menudo no es tan sano o sabroso como lo que solían cultivar antes de que empezara la sequía (lo que significa que menos gente está comprando productos orgánicos ).

Además de estos problemas con la sequía y la calidad del suelo, también hay problemas con el control de las plagas y la gestión de las enfermedades: muchos agricultores se han visto incapaces de pagar los pesticidas debido al aumento de los precios de los proveedores que tampoco pueden pagarlos.

A principios de la década de 1980, Sri Lanka era conocido como el «Plato de Arroz de Asia». Pero a finales de la década de 2000, se había sumido en una crisis de la agricultura ecológica.

¿Que Paso? ¿Qué salió mal? ¿Y qué podemos aprender de ello?

La historia de cómo Sri Lanka dejó de ser una potencia de la agricultura ecológica es compleja. Pero una cosa está clara: la transición del gobierno de Sri Lanka de la agricultura orgánica a la industrial no fue un resultado inevitable de la globalización, sino una elección hecha por los responsables de la toma de decisiones que no consideraron todas sus opciones para ayudar mejor a los agricultores de Sri Lanka.

La falta de alimentos y el hambre están ligados a la regulación de la tierra en Sri Lanka.

La escasez de alimentos es un problema complejo en el que intervienen muchos factores diferentes, como el clima, la falta de inversión en agricultura y procesamiento de alimentos, y la presencia de un sistema de distribución ineficiente. Pero un aspecto de este problema ha recibido menos atención: la regulación de la tierra. La tierra no es sólo una fuente de alimentos, sino también un aspecto importante de nuestra economía y cultura. En Sri Lanka, gran parte de las tierras agrícolas son propiedad del gobierno, que no tiene ningún incentivo para desarrollar nuevas tierras agrícolas o vender las que ya posee. Esto significa que hay pocos incentivos para que los agricultores inviertan en la mejora de sus explotaciones, ya sea a través de la irrigación u otras tecnologías.

El resultado es una falta de inversión en la agricultura, lo que lleva a un menor número de puestos de trabajo en la agricultura ya un aumento de las tasas de desempleo en general. Estas condiciones dificultan la supervivencia de las personas que no pueden encontrar trabajo en otro lugar sin los programas de ayuda del gobierno, como los cupones de alimentos o los pagos de asistencia social, y también dificultan a los agricultores que quieren vender el exceso de productos a precios de mercado porque necesitan un buen precio de los clientes fuera de sus propias comunidades

6 / 100

Deja una respuesta